De números y música.

3…

2…

1…

Cuatro impertinentes notas pían en mi oído.

Pongo los dos pies en el suelo y los arrastro siete compases.

Dieciocho escalas más abajo, otra nota histérica.

Un gruñido en do, un bostezo en la.

«¡Allegro!»

Semicorcheas contra el suelo,

la orquesta espera.

Tres agudos acordes nos dan la entrada,

semifusas al vuelo.

Un canon de susurros,

ahora silencio profundo de blanca.

1…

Cierro el baquetero.

2…

El director perplejo.

3…

Golpe al gong y fin de la pieza.

 

Comienza la improvisación.

Anuncios

Sólo una palabra.

Hace algunos años, en clase de alemán, hicimos una actividad sobre una canción del grupo alemán Wir sind Helden (Somos héroes). A pesar de que mis gustos musicales por aquella época eran un poco diferentes de lo que vais a escuchar cuando le deis al play y de lo que cualquier padre de la época de los míos consideraría normal para mis, por aquel entonces, 15 años, esta canción ha estado desde ese día en mi top 10 y nunca he tenido la necesidad de saltarla cuando el aleatorio decidía que era momento de escucharla.

De lo que quería tratar esta entrada, aparte de ampliar vuestros horizontes musicales, era de destripar esta canción ya que hay varias expresiones en su letra que me resultan muy interesantes.

Vamos a ello.

La expresión “nicht auf dem Mund gefallen sein” (literalmente «no caerse de la boca») se utiliza para referirse a alguien que es capaz de hablar sin problemas y con soltura. En efecto, todo lo contrario a la persona a la que se dirige la canción, que está siempre callada. Si traducimos literalmente la frase “wenn du schon auf den Mund fallen muss, warum dann nicht auf meinen?”, sería algo así como «si tienes que caerte de la boca, ¿por qué no en la mía?». Para traducir esta expresión se me han ocurrido dos opciones:

  1. Manteniendo el significado de fallen y la palabra ‘boca’, podríamos sacar algo como: «si vas a caer, ¿por qué no en mis labios?», poniendo ‘caer’ en el sentido de caer en la tentación y jugando con la literalidad.
  2. La segunda opción (y la que más me gusta a mí personalmente), cambia el sentido de la frase e introduce otro juego de palabras: «si vas a equivocarte, ¿por qué no conmigo?». El ‘equivocarse’ podría referirse bien a ‘confundirse al hablar’ o bien a ‘tener un desliz’ con ella, por lo que, aunque diferente, se mantiene un poco el juego de palabras del original.

Otra expresión interesante que aparece en la canción es “die kalter Schulter zeigen”. Literalmente significa «enseñar el hombro frío», pero se utiliza en el sentido de ignorar a alguien. La traducción es bastante fácil, ya que en español también tenemos una expresión que mantiene una parte del cuerpo, aunque no la misma, con el mismo significado, como es «dar la espalda». Por lo que la frase completa (“Und so der ganzen lauten Welt mir die kalte Schulter zeigt”) quedaría algo así como «Y mientras, el mundo entero gira y me da la espalda».

Por último, para no hacer la entrada demasiado larga (aunque a quien no le interese habrá dejado de leer hace veinte de las veinticuatro líneas), la expresión “sich um Kopf und Kragen reden” se utiliza para indicar que alguien habla mucho, o como diríamos en español, «hablar por los codos», cambiando la cabeza (Kopf) y el cuello (Kragen) por una parte del cuerpo por la que resulta un poco más difícil hablar, por lo que no hace falta romperse la cabeza (ya que nos ponemos con estas expresiones) para encontrar una traducción.

Muchos piensan que el alemán es un idioma difícil y feo, y yo no puedo esta más de acuerdo en lo primero; sin embargo, siempre diré que, para mí, es uno de los idiomas más bonitos que podré estudiar en la vida.

Nur ein Wort – Wir sind Helden

Ella.

Dos reflejos oscuros,

dos gotas de agua donde ahogar la incertidumbre.

Silencio perpetuo y duro

que grita fuego,

que escupe lumbre.

Cascada de ironía revuelta

tejiendo ambrosía en sus hombros.

Atascada en su risa suelta

que esconde ruego,

que humea escombros.

Risa que azarosa muerde,

cenizas en el aire enhebra,

y siendo ella se duerme

en su diván de ginebra.